Las casas sin ventanas casa cerrada asarex
Inicio » Noticias » Alcohol » LAS CASAS SIN VENTANAS

LAS CASAS SIN VENTANAS.

Por todos los lugares del mundo, en las ciudades, en los pueblos, donde pueda existir gente, hay y rara vez se ven, casas sin ventanas, sin luz, son de fachada triste, dan escalofríos, pero, dentro hay gente, habitantes oscuros, con familias ausentes, con las esperanzas muy cortas y la desesperación larga, estos seres sin luz son los ALCOHÓLICOS Y SUS FAMILIARES.

Podemos admirar grandes rascacielos, bonitos y espectaculares edificios de revista, pero solo se observa su fachada, en el interior, hay una oscuridad tremenda.

LAS CASAS SIN VENTANAS.

Las casas sin ventanas foto casa tapiada Asarex

En uno de sus pisos, cuando se acuerda y las fuerzas y la memoria le acompañan, vive con su mujer y sus dos hijas Samuel, de profesión, de afición, bebedor impaciente, sus cualidades amargar a su gente, él siempre es el pagano, según él, de todas las desavenencias y desgracias que le pasan, por la culpa de los demás.

Está como está porque nadie lo entiende, estas son las noticias que solo sabe contar a sus amigos de barra y a otro que tal vez beba más, al final entre farfulleos y protestas lo despachan del bar porque tiene que cerrar, es aquí cuando las penas y la ansiedad le empiezan a agobiar, sabe que va bebido, pero piensa y dice un poco mejor que ayer, hoy solo me llegaba para vino, bueno voy a ver.


LAS CASAS SIN VENTANAS.

La entrada a la que de momento es su casa, como los demás días, exigiendo, amenazando, y por si fuera poco, acusando de cuantos fantasmas de ciencia ficción lo tienen rondando, no ve más allá de sus miserias, no hay más luz por culpa de su ceguera, ni mujer, ni hijas, ni cariño, la penitente familia ha clausurado puertas y ventanas para que nadie lo oyera y se plantean, tal vez la culpa sea nuestra.

¿Pero una vez, pase, pero siempre? Cuando lo miran ha desaparecido la figura tan altiva y resuelta que fue entonces, se ha ido el hombre, ahora solo es una sombra oscura que se esconde, se cobija en las mentiras, para que nadie lo sepa, esa oscuridad de esa casa no desaparecerá hasta que no se abran las ventanas, las ventanas que dejan ver la verdad, que darán luz a tu ser y dejaran entrar el sol para que iluminen tu rehabilitación, si solo estamos a oscuras, perderemos nuestra sombra y no veremos el mundo con sus colores, lo que tienes y lo que quieres.


GRANDÍSIMAS SON LAS PENUMBRAS DE UNA ADICCIÓN, PERO CUANDO LIMPIAS LOS CRISTALES DE TU VIDA, TE DAS CUENTA TODO LO QUE ESTÁS ABANDONANDO

DA EL PASO RECUPERA TU VIDA Y DE LOS QUE QUIERES DEPENDE DE TI.

Os aconsejamos la lectura de este libro si pertenecéis a una asociación o Fundación de ayuda

Mokup pequeñas historias de alcoholismo Hoy querría comentar. Asarex

Un comentario de pequeñas historias de alcoholismo.

Impactante. Pues escribo ya lo que opino, porque me lo he leído de tirón. Pequeñas historias, algunas de ellas conmovedoras, otras intensas, otras increíbles, pero todas ellas con un nexo común. Una vivencia en primera persona de los sentimientos, circunstancias y con una óptica más explicativa que escusante. Me parece de lectura obligada para la concienciación de que esto es muy habitual y que cuanto más informado se esté, mejor. Sobre todo te deja muy claro hasta donde se puede llegar, prácticamente sin darte cuenta.

Fundación Dr. Valero Martínez – ASAREX –   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡El contenido está protegido!