huella en la playa un paso decisivo Asarex

Un paso decisivo.

¿ Nos ayudas compartiendo?

Un paso decisivo en el alcoholismo.

Recuerdo. Un paso decisivo en el alcoholismo. Cuando, un servidor estaba en activo, ósea en pleno apogeo de la bebida. Vagamente me podía poner a pensar en los demás, solo lo hacía si en esa situación había bebida por medio.

No solo me resultaba difícil, sino que a menudo los ignoraba, como diciendo, no sois importantes lo importante soy yo, así fui construyendo un convento para mi clausura, en él, solo rezaba yo.

Al cabo de un tiempo un paso decisivo.

Empecé a descubrir que los de mi alrededor se irritaban cuando estaba en su círculo vital de comodidad. Yo con mis tragos solo metía la pata o decía algo inapropiado, conclusión, hay que apartar al borracho. Poco a poco me fui quedando tan solo, que solo me aguantan los amigos de barra, aquellos que bebían igual que yo, pero pagaban menos.

paso decisivo chica con ideas Asarex

Yo con mis ideas.

En la cabeza, poster gandolas, día tras día, diciéndome ya lo dejaré mañana. Hoy es el último día que bebo tanto, voy a aprovechar por ser el último, esto los 365 días de todos los siguientes años, que decía esto y nunca lo hacía.

Tenía una vida más o menos estupenda, familia, hija, hogar, mi vida laboral reconocida, por ser un buen trabajador. Al principio, como un castillo de naipes, todo fue cayendo, yo iluso de mí, intenté después del tsunami, dejar el alcohol. Y si.

Estuve dos larguísimos días, de un fin de semana, por estar en casa, pero el lunes cuando volví a trabajar lo recuperé. Entonces me di cuenta que eso no era normal.

Hubiese sido asumir todo y buscar solución, pero mi orgullo y mi autoestima se hubieran visto heridas. Yo soy muy chulo.

Vale, mi mujer, hasta las narices de soportar estas embestidas y tantísimas borracheras que llevaba, aguantando tiempo y tiempo. La única razón que me dio para aguantarme fue nuestra hija, por ella se quedó, pero la gota cayó y el vaso se salió.

Así que sin preguntarme me dijo, como chiquito de la calzada, hasta luego lucas, me planto las maletas en la calle.

Sin hambre.

Me tuve que comer el orgullo y mi chulería, rebajarme, pedir perdón y asumir que yo tenía un serio problema con el alcohol.

Tuve que abandonarme en manos de lo racional y dejarme ya de tantos disfraces. Que solo hacían engañar mi mente y mi vida, levantar la cabeza para poder enderezar mis sentidos, empezar a ser un marido, un padre algo vivo.

Tengo que dar gracias porque conocí a, yo no lo llamaría doctor, pues un médico no te lo dice como me lo dijo EL, lo dijo como un amigo, me miró y soltó, si no dejas de beber te quedarás, SOLO COMO INDIGENTE, MUERTO O EN LA CÁRCEL.

Con los años he comprobado que tenía razón, mucha gente que ha intentado salir y no han podido; terminan así.

Afortunadamente.

Di un paso decisivo. Hoy puedo contaros esta vida, que, habiendo surgido entre risas y alborotos, después, como a otros más chulos que yo, los ha puesto de rodillas y los ha hecho llorar.

Dios o quien buenamente sea a puesto con toda su intención, gente para ayudar a salir a la luz y dejar esta insensata enfermedad como es el alcoholismo. Doy gracias por haberse cruzado en mi camino, y por supuesto recojo el testigo para intentar ayudar a gente que sean, por lo menos tan chulos como yo.

NO SE TRATA DE SER MÁS O MENOS, SE TRATA DE RECONOCER LO QUE TE PASA Y SER UN POCO HUMILDE.

TU SERÁS COMO YO SI DEJAS EL ALCOHOL.     

             Fundación Dr. Valero Martínez -ASAREX-   

Queremos y podemos ayudarte

¿ Nos ayudas compartiendo?

1 comentario en “Un paso decisivo.”

  1. María José

    Que buena reflexión. Hay que pedir ayuda para conseguir salir de ese pozo y así valorar las cosas importantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡El contenido está protegido!