Blog de Noticias relacionadas con el Alcoholismo
Zaragoza es una de las pocas ciudades que no tiene una norma contra el botellón. 
domingo, 30 septiembre, 2007, 20:16
Todas las grandes urbes cuentan con leyes u ordenanzas que controlan el consumo de alcohol en la calle. Madrid tiene una de las más restrictivas, ya que recoge multas de hasta 30.050 euros.
C. F. B./ N. A. M. Zaragoza | A pesar de que hasta ahora Zaragoza no se había planteado la elaboración de una ordenanza cívica que regule la práctica del botellón, son muchas ciudades españolas las que ya cuentan con una norma específica para limitar esta práctica. Incluso algunas prohiben expresamente el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública e imponen sanciones de hasta 30.050 euros, como en el caso de Madrid (una de las más restrictivas).
Así, Zaragoza durante los dos próximos meses (la Junta de Portavoces fijó este plazo para tener lista la nueva norma) podrá estudiar las distintas ordenanzas o normas que han puesto en marcha varias de las grandes urbes españolas. Algunas llevan años enfrentándose a este tipo de ocio, en torno al que se reúnen miles de jóvenes.
Madrid fue una de las pioneras, ya que la Comunidad sacó adelante la Ley sobre Drogodependencias y Otros Trastornos Adictivos en 2002, que precisamente comenzó a llamarse "ley antibotellón" porque se centraba en este aspecto. Impone sanciones entre 300 y 30.050 euros, aunque bien es cierto que también se ofrece a los infractores la posibilidad de cambiar la multa por trabajos en beneficio de la comunidad. De hecho, en el primer año de aplicación de la normativa, alrededor de 150 personas optaron por este castigo.
Barcelona tomó el relevo y, desde enero de 2006, el Ayuntamiento dispone de una ordenanza cívica que regula el consumo de alcohol en la calle, entre otras cuestiones. Una norma que ha levantado ampollas en diferentes sectores de la sociedad, ya que controla la prostitución o la mendicidad.
También Andalucía ha tenido que tomar medidas contra el botellón. Además de una ley de la Junta de Andalucía, cada Consistorio está trabajando en cuestiones concretas. Ha sido Granada una de las últimas en redactar una ordenanza reguladora del ocio y en crear un espacio reservado para beber en la calle (botellódromo). Precisamente esta ciudad fue noticia de portada en muchos informativos en 2006 ante los problemas y la suciedad que estaba generando el botellón. La Junta de Andalucía llegó a mostrar su preocupación por que esta ciudad fuera "referente mundial de esta practica". Otras urbes, como Valencia, también cuentan con una ley autonómica, mientras que La Coruña ha anunciado una ordenanza en ese sentido.
No obstante, fuentes del Consistorio de Zaragoza quisieron hacer hincapié en que la nueva ordenanza cívica de la capital aragonesa no será tan coercitiva. Ni siquiera, según ha podido saber este periódico, regulará el consumo de alcohol en la calle sino los efectos que pueda ocasionar (como suciedad, ruido o alteración del orden público). Las multas oscilarán entre 600 y 2.000 euros, en función de la reincidencia y la gravedad de los hechos y también se ofrecerá la posibilidad de prestar servicios a la comunidad.
Las mismas fuentes destacaron que en estos momentos Zaragoza no necesita una norma tan restrictiva, ya que el botellón no es una práctica tan extendida como en otras ciudades.
Fuente
añadir comentario ( 4 visualizaciones )   |  enlace permanente

<Anterior | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | Siguiente> >>